¿Qué es un topper para colchón?

Si habéis estado buscando un nuevo colchón entre vuestras tiendas cercanas posiblemente hayáis oido esta palabra: “topper”. Algunos de nuestros clientes nos lo piden expresamente para añadirlo a su sistema habitual, otros buscan colchones con este añadido incorporado de serie, pero nos encontramos con varios que nos plantean: ¿Qué es un topper? Vamos a darle respuesta a esta sencilla pregunta.

LOS TOPPER

Como ya sabrán. la calidad del descanso que experimentamos cada noche dependerá de varios factores. Uno de los más importantes es la calidad del cochón, aunque también influye la dieta, el tiempo que dediquemos al ejercicio físico, los niveles de estrés o de terror que dé la nueva película de Netflix… Pero además hay que tener en cuenta los complementos que podemos añadir a nuestro colchón.

Más hayá de los protectores y los cubrecolchones, hay una solución muy práctica en el caso de que duermas en un colchón que no es de tu agrado porque lo notas demasiado firme o demasiado blando. Tanto si es por la propia naturaleza del colchón, como por su desgaste, el topper puede ser una buena solución para tus problemas.

Un toppers es un colchoncillo de unos 5 a 10 cm que se sobrepone encima del colchón y que normalmente lleva en las esquinas unos elásticos para sujetarlo con el colchón para evitar movimientos y asegurar la estabilidad.

MATERIALES POSIBLES PARA UN TOPPER

Este añadido puede ser de diversos materiales, según la naturaleza que el usuario busque en el producto, o la sensación que quiera conseguir al tumbarse:

  • Viscoelástico

  • Látex

  • Fibra

  • Pluma

  • Espuma HR

Cualquieras de la opciones pueden variar la firmeza según su densidad de los materiales que lo compone, por lo que se trata de una cuestión de calidad del producto en sí y de la sensación en el tacto preferida por el consumidor. A mayor densidad de material, mejor rendimiento y durabilidad del topper.

Si tu colchón es demasiado blando y no terminas de encontrar el descanso ideal, nuestra recomendación es poner un topper de HR de alta densidad firme, la sensación sobre el colchón te puede cambiar por completo, notarás como tu colchón gana resistencia desde la primera tumbada.

Por lo contrario, si lo que tienes es un colchón demasiado duro, puedes optar por un topper viscoelástico, que es un material que añade es sensación de confort que puede faltar a tu sistema.

VENTAJAS DE UTILIZAR TOPPER

Ejemplo de qué es un topper

Bien, ya sé lo que es un topper, pero ¿por qué comprar uno?¿Cuándo debería planteármelo?¿Es siempre una buena solución? Al fin y al cabo, hablamos de un complemento, un añadido, por lo que realmente no será necesario tenerlo presente, aunque en muchos casos es más que recomendable.

 

Beneficios de usar un topper

En primer lugar nos encontramos con el factor higiénico. Los topper hacen una buena función como  protector para el colchón, mientras que por el lado higiénico, la mayoría llevan una funda con cremallera para desenfundar y poder lavarlo sin que pierda sus propiedades.

Por otro lado, al ser el topper el que recibe la presión corporal, aumenta la vida útil del colchón, y su naturaleza elástica e independiente del sistema que tenga debajo aumentará la sensación de independencia de lechos, por lo que también es una buena elección para colchones anchos para parejas.

Por último, queremos destacar su naturaleza atérmica, no aportará sensación de frío ni calor, por lo que es adecuado para climas fríos y cálidos por igual.

Cuando comprar un topper

Empecemos por lo obvio: deberías comprar un topper si no te gusta la sensación de tu colchón y no quieres invertir lo que cuesta uno nuevo. Es especialmente útil para camas de pisos de alquiler, segundas residencias, pisos de estudiantes, albergues, y demás espacios donde este producto sea una solución temporal u opcional para el usuario, ya que resulta más económica que la gran mayoría de colchones de calidad aceptable.

Esto también puede darse si tienes un colchón que, por el paso del tiempo, ha perdido sus propiedades y ha comenzado a deformarse. Quizás te interesa renovarlo pero no es el momento para afrontar el gasto. El topper disimula la deformación, aunque no lo recomendamos como opción a medio-largo plazo.

Mantenimiento

Dentro de las ventajas que no hemos mencionado está que no es necesario darle la vuelta, aunque lo que si te recomendamos es girarlo de pies a cabeza cada 4 meses para repartir el apoyo de forma uniforme.

Un aspecto que si tienes que tener en cuenta para un correcto mantenimiento es que, al ser desenfundable, debes de vez en cuando quitar la funda y lavarla,  para evitar la estancia de baterías y hongos, tal y como haces con tu colchón.

 

¿Tienes alguna duda adicional sobre este asunto? Contacta con nosotros y te ayudaremos.


Síguenos en redes sociales:

Cómodos Almería
@comodosalmeria

 

 

 

 

 

 

 

Abrir chat