Consejos fáciles para elegir el color del sofá

Pocas cosas pueden generar más dudas y dolor de cabeza que elegir el color del mobiliario de tu casa, ya sea empezando de cero o renovando alguno de tus muebles. Y, dentro de esta tesitura, el color del sofá es el que suele provocar una mayor inseguridad. La cuestión es simple, es un producto en el que se invierte una cantidad considerable de dinero y sobre el que vas a pasar una gran cantidad de tiempo, ¡normal que nos estrese! Pero no te preocupes, estamos aquí para darte consejos para elegir del color del sofá.

PRIMER PASO: DECIDIR ENTRE TONALIDADES

En muchas ocasiones, la elección del sofá es un reflejo del carácter que se le quiere dar a la decoración del hogar. Normalmente es un mueble protagonista que opaca al resto por su volumen, pero también hay quien elige colores neutros para resaltar el resto del salón. Es importante decidir cuál es el papel que ocupará el sofá en el conjunto visual.

Observemos una sencilla escala de colores que se dividen en dos:

  • Por un lado, las tonalidades frías, que crean un ambiente de gran agrado visual, calmado y relajado. Puede ser un reflejo de un ambiente creado para disfrutar del placer del descanso y no recalcar en sí el propio diseño del sofá. Dentro de estos colores, los tonos en azul y verde han estado en tendencia los últimos años y son cada vez más demandados entre los usuarios.
  • Por otro lado, los colores cálidos son ideales para aportar modernidad al salón. Se trata de colores que transmiten fuerza, dinamismo y movimiento. Dentro del mundo de los sofás, son más bien visto en áreas de ocio y esparcimiento, aunque también los hemos visto en hogares que tenían una sala dedicada a actividades sociales, o que buscaban un look más retro y llamativo. Son colores pensados para que el producto en sí llame la atención antes de probar sus características

Como veis, la fotografía no incluye los tonos neutrales, como los blancos, beiges, tonos en piedra o arena, grises y negros. Estos colores son clásicos atemporales que no dependen de una intención en concreto. Por lo general, se agruparían junto a las tonalidades frías, por su intención funcional y su imagen relajada.

OTROS CONSEJOS PARA ELEGIR EL COLOR DEL SOFÁ

Más allá de la imagen que quieras transmitir de forma general con tu salón, debes tener en cuenta el color de los otros elementos fijos de la casa, como son las paredes, puertas y el suelo. Puedes adaptar estos elementos también al sofá, pero sabemos que suele ser más cómodo elegir el color de un mueble antes que empezar una obra para cambiar la habitación completa.  Por ejemplo, si tienes tonalidades claras en estos elementos,  los sofás con color oscuro contrastan muy bien, proporcionando elegancia y fuerza al conjunto.

Medidas como factor decisivo

Puede ocurrir que el lugar elegido para la ubicación del sofá esté limitado por el espacio total y necesites un producto con dimensiones algo más reducidas. En este caso, lo mejor es optar por colores claros  para el sofá. Estos nos darán una sensación de más amplitud y claridad a la habitación. En cambio, los colores oscuros o llamativos traerán a escena la sensación de limitación.

Además de esto, siempre tienes la solución de usar cojines decorativos para crear una buena combinación de colores que mitigue las características de tu sofá. Por lo contrario, si tienes la suerte de contar con una habitación amplia, no tendrás ese problema y podrás elegir cualquier tonalidad sin tener en cuenta este factor.

ejemplo elegir el color del sofa

EJEMPLOS VISUALES

Como una imagen vale más que mil palabras, vamos a mostraros algunas variantes interesantes en función del color elegido. En primer lugar, para este salón hemos querido que el sofá sea el que llame más la atención.

ejemplo elegir el color del sofa

Como ves, todo su alrededor tiene colores neutros para que pasen un poco desapercibidas. Por otro lado, en esta otra foto, el protagonismo y donde se va la mirada está en el cuadro con ese color vivo tan intenso.

ejemplo elegir el color del sofa

 

Otro factor a tener en cuenta es el uso que se le va a dar al sofá. No es lo mismo elegir el color para una estancia donde no se está mucho, como una segunda residencia o una habitación alternativa (sótanos, áticos, habitaciones de invitados) que para el lugar de reunión habitual de la casa.

Habrá que tener en cuenta también otros factores relacionados con esto, como la presencia de niños o mascotas, la intención de usarse como cama ocasional… Los colores claros pueden sufrir más con la presencia de muchas personas por las posibles manchas, mientras que los colores llamativos acusarán el roce, en especial con mascotas. Aunque todo esto puede arreglarse invirtiendo en la calidad de la tela.

Esperamos haberte ayudado con tus dudas, aunque recuerda que si sigues sin poder decidirte contamos con profesionales que pueden asesorarte.


Síguenos en redes sociales:

Cómodos Almería
@comodosalmeria

 

 

Abrir chat